Oct 12, 2020

Enviado por en Edición | 0 Comentarios

Mujer samurái

Mujer samurái

En la época feudal japonesa, cuando los esposos viajaban con frecuencia o estaban en batallas de clanes, la esposa, o okunsa (aquella que permanece en el hogar), quedaba a cargo de todos los asuntos de la casa, del cuidado de los hijos, y a veces incluso de la defensa del hogar. Por esta razón muchas mujeres de la clase samurái fueron entrenadas en el arte del tantojutsu con un arma llamada naginata o con un cuchillo especial llamado kaiken, que podían usar para proteger su hogar, familia, y honor.

Los valores principales de las mujeres samurái eran la humildad, la obediencia, el autocontrol, la fortaleza, y la lealtad.

Idealmente la esposa de un samurái debía ser hábil en el manejo de la propiedad, el archivo, los asuntos financieros, la educación de sus hijos, y el cuidado de los padres ancianos que vivían bajo su techo.

Chiyo, esposa de Yamauchi Kazutoyo, fue considerada como la esposa samurái ideal. Según la leyenda, hizo su kimono de una colcha de retazos de ropa vieja y ahorró monedas para comprarle a su esposo un magnífico caballo; sin embargo, nunca produjo un heredero.

Los atributos deseables de estas mujeres guerreras eran: inteligencia, educación y atractivo físico.

 

Texto y Foto: Vangellness

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *