Nov 13, 2020

Enviado por en Cuerpo, Filantropía, Interesante, Mujer, Precaución, Salud | 0 Comentarios

Celiaquía

Celiaquía

Los síntomas de la enfermedad celiaca son numerosos y variados, y pueden cambiar considerablemente de una persona a otra. Característicamente, la celiaquía en los niños aparece poco después de haber iniciado la alimentación con cereales, presentando un síndrome de malabsorción, que se traduce en una diarrea crónica y persistente, un retraso en el crecimiento, abombamiento del vientre y edemas o inflamación de las piernas por déficit de proteínas que se pierden por la diarrea.

Asimismo los niños con celiaquía se muestran irritables seguramente porque presentan dolor abdominal que no saben verbalizar, a veces aftas en la boca y en ocasiones inflamaciones de algunas articulaciones. Son niños que suelen presentar anemia si finalmente se les realiza un análisis.

Los adultos, a su vez, suelen presentar fatiga, molestias abdominales (dolor, distensión, meteorismo) y anemia.

Las manifestaciones más características de la enfermedad celíaca son:

– Diarrea
– Pérdida de peso
– Anemia
– Deposiciones frecuentes, blandas, grasientas, pálidas y pestilentes
– Dolor abdominal
– Hinchazón, gases, indigestión
– Cambio de carácter
– Dolores de huesos y articulaciones
– Calambres musculares
– Fatiga
– Depresión
– Vómitos y estreñimiento
– Menstruaciones irregulares
– Uñas frágiles, pérdida de cabello
– Dermatitis herpetiforme: es una afectación de la piel en forma de ampollas y ronchas, sobre todo en las zonas de los pliegues (codos, rodillas, cintura).

En algunos casos, en ausencia de síntomas, la celiaquía puede ser la causa de una elevación de las transaminasas sin motivo aparente, con estudios hepáticos normales, o de una osteoporosis presente en individuos jóvenes por déficit en la absorción de calcio.

El tratamiento de la celiaquía consiste en seguir una dieta estricta libre de gluten de por vida. Esto va a permitir una recuperación de las vellosidades intestinales, que volverán a tener un tamaño normal. Una vez que se ha eliminado el gluten de la dieta, puede apreciarse una mejoría de los síntomas en un par de semanas, y en unos meses el paciente consigue un buen estado nutricional, pero pueden pasar dos años hasta que las biopsias de duodeno sean completamente normales.

 

Texto: Vangellness

Foto: Betty Pink

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *