Jul 29, 2021

Enviado por | 0 Comentarios

Fríofrutas

Fríofrutas

Los smoothies o batidos de frutas son una opción muy saludable y pueden formar parte de nuestra dieta, por ejemplo, reemplazando el desayuno o la merienda o como aperitivo y complemento de otras comidas.
Los smoothies son fáciles y rápidos de preparar, además de ofrecer una gran variedad de ingredientes para prepararlos. Son refrescantes y nos ayudan a hidratarnos, lo que los convierte en nuestros aliados durante el verano. Además, es una preparación muy nutritiva que nos aporta vitaminas, minerales, antioxidantes, proteínas y grasas saludables.
Prepara la batidora y sigue estos sencillos pasos para preparar diferentes smoothies a tu gusto. ¡Recuerda servirlo frío!
Cuatro pasos para hacer smoothies o batidos de frutas:

Paso 1: Elegir la fruta

Elige como mínimo 2 tipos de fruta diferentes, ya sean frescas o congeladas: plátano, pera, sandía, melocotón, kiwi, piña, cerezas, mango, aguacate, frambuesas, arándanos… Las frutas estarán peladas y troceadas. Si además quieres preparar un batido más saludable, apuesta por el verde añadiendo vegetales como espinacas o rúcula.

Paso 2: Escoger una base

Añade 1 o 2 vasos de líquido, leche vegetal (de soja, arroz, almendra, avena…), zumo de frutas, café frío, té verde helado, leche de coco o agua. Debes tener en cuenta que cuanto más zumo contenga la fruta añadida anteriormente, menos líquido debes poner.

Paso 3: Añadir ingredientes para espesar

Añade otros ingredientes que aporten cremosidad al smoothie para que tenga la textura adecuada. Además, puedes escoger ingredientes que aporten nutrientes como yogur, kéfir, helado, crema de cacahuete o de almendras, semillas de chía o copos de avena.

Paso 4: Endulzar y aromatizar

Añade endulzantes, hierbas, especias o frutas para darle sabor a tu gusto. Puedes endulzarlo con azúcar, stevia, edulcorantes, miel o sirope de ágave. También puedes optar por aromatizarlo con vainilla, hojas de menta picadas, dátiles o canela. Esta última es una buena opción para endulzarlo sin añadir calorías extra.

 

El elegido de Vangellness es: frutas y verduras con agua, no cremoso y con canela.
¿Cuál eliges tú?

Texto: Vangellness
Foto: Betty Pink

Leer Más
Jul 6, 2021

Enviado por | 0 Comentarios

8+Alimentos para cuidar tu piel

8+Alimentos para cuidar tu piel

Si quieres lucir una piel perfecta es imprescindible que evites tomar el sol sin protección, combines el uso de cremas y cuides tu alimentación. Una dieta equilibrada en la que no falten ciertos alimentos te ayudará a tener una piel saludable.

Será imprescindible un tratamiento tópico y una alimentación equilibrada donde no falte:

1. Agua: la hidratación es clave para la piel, si no tendrá un aspecto apagado y estará áspera y tirante. Es imprescindible beber dos litros de agua al día.

2. Tomate: tiene propiedades antioxidantes por la alta concentración en licopeno, que neutraliza la acción de los radicales libres sobre nuestras células. En su contenido en licopeno, que le aporta ese color rojo, está la clave para que nos ayude a filtrar la radiación solar y prevenir daños en la piel.

3. Plátano: entre otros minerales, el plátano tiene zinc, un antioxidante que mejora la renovación celular cutánea y tonifica la piel. Además, es rico en potasio y regula el equilibrio de líquido corporal.

4. Pescado azul: pescados como el atún, la anchoa, el verdel o la sardina son las principales fuentes del ácido graso omega 3 que evita el envejecimiento prematuro. Permite una mayor permeabilidad de las membranas y, por tanto, un mejor funcionamiento celular.

5. Verduras anaranjadas: las zanahorias destacan sobre otras hortalizas por su riqueza en beta-caroteno que, dentro del cuerpo, se transforma en vitamina A. Ayuda a reparar los tejidos y tiene propiedades fotoprotectoras por lo que se recomienda su consumo antes de exponerse al sol. La calabaza es una fuente similar de beta-caroteno.

6. Frutos secos: un puñado de avellanas cada día es una de las mejores fuentes de vitamina E para nuestro cuerpo y nos ayudará a nutrir la piel y protegernos del sol. Almendras, nueces y pistachos contribuyen a reducir la oxidación celular y proporcionan elasticidad. Son fuente de coenzima Q10.

7. Chocolate negro amargo: por su contenido en flavonoides es un potente antioxidante y ayuda a enlentecer el proceso de envejecimiento porque detiene la acción de los radicales libres. Además mejora el tono y la suavidad de la piel.

8. Aceite de oliva: Sus ácidos grasos naturales y su aporte en vitamina E, que protege frente al estrés oxidativo, lo convierten en una excelente alternativa para luchar contra el envejecimiento prematuro de la piel. El aceite de oliva te ayudará a que la piel mantenga su elasticidad natural.

¡Y no olvides protegerte del sol!

La protección solar tanto en verano como en invierno, con un factor adecuado a tu tipo de piel, es fundamental para garantizar una piel sana.

 

Texto: Vangellness

Foto: Betty Pink

 

 

Leer Más
Jun 4, 2021

Enviado por | 0 Comentarios

Prevención con lavandina

Prevención con lavandina

Las intoxicaciones por alimentos pueden prevenirse si se almacenan, cocinan, limpian y manipulan correctamente los alimentos.
•Los alimentos perecederos cocidos y crudos (alimentos que pueden echarse a perder) deben refrigerarse o congelarse de inmediato. Si los alimentos perecederos permanecen a temperatura ambiente más de 2 horas, es posible que no sean seguros para ingerir. La temperatura de los refrigeradores debe ajustarse a 40 grados o menos, y la de los congeladores, a 0 grados.
•Los alimentos deben cocinarse durante el tiempo suficiente y a la temperatura suficientemente alta para matar las bacterias dañinas que causan enfermedades. Se debe usar un termómetro para carnes para asegurar la cocción de los alimentos a la temperatura interna correcta: ◦145 grados para carne asada, filetes y costillas de carne de res, ternera, cerdo y cordero, seguido de 3 minutos de reposo después de quitar la carne de la fuente de calor
◦160 grados para carne molida de res, ternera, cerdo o cordero
◦165 grados para aves
•Los alimentos fríos se deben mantener fríos y los calientes se deben mantener calientes.
•Las frutas y verduras se deben lavar en agua corriente antes de comerlas, cortarlas o cocinarlas. Se puede usar un cepillo para productos agrícolas bajo el agua corriente para limpiar frutas y verduras con cáscara firme.
•Las carnes, las aves, los mariscos crudos y sus jugos se deben mantener alejados del resto de los alimentos.
•Las personas se deben lavar las manos durante al menos 20 segundos con agua tibia y jabón, antes y después de manipular carnes, aves, pescados, mariscos, productos agrícolas o huevos crudos. Las personas se deben lavar también las manos después de ir al baño, cambiar pañales o tocar animales.
•Se deben lavar los utensilios y las superficies con agua caliente y jabón antes y después de usarlos para preparar los alimentos. También se puede usar lavandina diluida (1 cucharadita de lavandina con 1 litro de agua caliente) para desinfectar utensilios y superficies.

Texto: Vangellness
Foto: Betty Pink

Leer Más
May 16, 2021

Enviado por | 0 Comentarios

Drenaje

Drenaje

La retención de líquidos es un trastorno metabólico que se produce cuando existe una acumulación de toxinas en nuestro organismo, que se ve imposibilitado para eliminar este exceso de líquido. Suele darse como consecuencia del síndrome de tensión premenstrual y por efecto del calor. El sedentarismo, una alimentación rica en sodio, algunas enfermedades y medicamentos, traumatismos y estados posoperatorios también pueden producir este trastorno.
El sistema linfático, que forma parte del sistema circulatorio, está constituido de un líquido (linfa) que transporta nutrientes (como los lípidos), partículas celulares sobrantes, glóbulos de grasa o partículas de proteínas. Su circulación depende de la presión del sistema circulatorio y del efecto de masaje natural de los músculos en movimiento. Cuando hay deficiencia del drenaje linfático, éste es incapaz de conducir el exceso de desechos y de agua hacia la circulación sanguínea, se producen los edemas o retención de líquidos y la celulitis.

Las hormonas femeninas nos exponen a la retención de líquidos. En los días previos al periodo menstrual, algunas mujeres llegan a almacenar en su cuerpo hasta tres litros de líquidos, lo que ocasiona un sobrepeso de hasta tres kilos. Además, se puede sufrir retención de líquido en el organismo a causa de factores renales, circulatorios y cardíacos.
Para combatir la retención de líquidos lo ideal es un tratamiento personalizado que combine dieta, hábitos de vida y tratamientos como el drenaje linfático, que favorece la eliminación de toxinas. Además de beber agua, te conviene tomar infusiones con poder drenante (siempre que no bebas más de 1 litro al día y que la concentración sea de 30 g de planta por litro de agua). Las más beneficiosas son:
– Abedul: con sus hojas puedes elaborar una tisana diurética y desintoxicante.
– Alfalfa: combate directamente la celulitis.
– Anís: ayuda a eliminar gases y como consecuencia, reducir la hinchazón.
– Diente de león: depurativa y ligeramente laxante.
– Hinojo: contribuye a expulsar gases y tiene efecto diurético.
– Manzanilla: es relajante, digestiva y ayuda a fortalecer los tejidos.

 

¿Has elegido tu planta?

 

 

Texto: Vangellness

Foto: Vanessa Rodríguez

Leer Más
May 14, 2021

Enviado por | 0 Comentarios

Más agua, menos calorías

Más agua, menos calorías

El agua, si se toma junto con las comidas – especialmente al principio de las comidas -, incrementa la sensación de saciedad y ayuda a no comer tanto. La sensación de saciedad se consigue porque el volumen de muchos alimentos aumenta con el agua y de este modo se consigue llenar el estómago sin necesidad de comer tanto. Esta estrategia resulta especialmente eficaz con alimentos ricos en fibra, ya que suelen ser los que más aumentan de volumen con el agua.

También tiene mayor eficacia si el agua se toma al principio de las comidas, ya que de este modo la sensación de saciedad aparecerá antes, y además los primeros platos suelen ser más ricos en fibra que los segundos.

 

Texto: Vangellness

Foto: Betty Pink

Leer Más
Abr 28, 2021

Enviado por | 0 Comentarios

Sulfitos

Sulfitos

Los sulfitos son derivados del azufre que se utilizan como aditivos conservantes de los alimentos.
Los sulfitos se añaden como aditivos a los alimentos procesados para:
  • Prevenir la oxidación de aceites y grasas.
  • Mantener el color original de los alimentos.
  • Prolongar la vida útil de los alimentos.
  • Prevenir el crecimiento de bacterias, mohos y levaduras, sobre todo en un ambiente ácido (por eso se usan por ejemplo en los zumos).
  • Blanquear almidones de alimentos
  • Producir materiales de embalaje, como el celofán.
Los sulfitos se emplean principalmente para la conservación de: zumos de uva, mostos y vinos, así como para la sidra y el vinagre.
En el vino, los sulfitos se encuentran de forma natural a bajos niveles. Posteriormente se añaden más para su mejor conservación. Esta práctica se viene realizando desde hace siglos y su finalidad es inhibir bacterias y mohos, evitar la oxidación del vino y preservar el aroma y frescor, garantizando así su calidad. Un exceso de sulfitos en el vino también empeora su calidad, ya que pierde color y toma un olor picante y altera su sabor. También se utiliza como conservante en: las salsas de mostaza y en los derivados de fruta. Las conservas vegetales y crustáceos, ya que por su actividad antioxidante inhiben las reacciones de oscurecimiento que se producen por los enzimas de estos alimentos.
ETIQUETADO
Los alimentos y las bebidas que contienen sulfitos en concentraciones de 10 mg/kg – 10mg/l o más, deben advertirlo en la etiqueta.
La mención a los sulfitos en la etiqueta puede encontrarse de diferentes maneras:
  • Dióxido de azufre (E220).
  • Sulfito sódico (E221).
  • Sulfito ácido de sodio (E222).
  • Metabisulfito sódico (Disulfito sódico) (E223).
  • Metabisulfito potásico (Disulfito potásico) (E224).
  • Sulfito cálcico (E226).
  • Sulfito ácido de calcio (Bisulfito cálcico) (E227).
  • Sulfito ácido de potasio (Bisulfito potásico) (E228).
De esta manera, el etiquetado proporciona información al consumidor que le va a permitir elegir o evitar consumir alimentos que contengan sulfitos.
El hecho de que un aditivo tenga asignado un número E da garantías de que el aditivo ha pasado controles de seguridad y que ha sido aprobado para su uso en la Unión Europea.
SENSIBILIDAD A LOS SULFITOS
Los sulfitos pueden causar problemas en personas sensibles (asmáticos) provocando asma, que se caracteriza por las dificultades respiratorias, respiración entrecortada, sibilancia (sonido que hace el aire al pasar por las vías respiratorias congestionadas) y tos.
En el organismo humano el sulfito ingerido con los alimentos es metabolizado por la enzima llamada sulfitooxidasa. En sujetos con actividad enzimática normal no existe ningún problema, pero en las personas con sensibilidad elevada a los sulfitos los niveles presentes en algunos alimentos son suficientes para producir reacciones perjudiciales, aunque el mecanismo preciso no está bien claro. La única medida en estos casos es evitar los alimentos y las bebidas que contengan sulfitos.
Los sulfitos no tienen efectos teratógenos ni cancerígenos, no representando ningún riesgo para la inmensa mayoría de la población a los niveles presentes en los alimentos.
Texto: Vangellness
Foto: Betty Pink

Leer Más