Oct 25, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Deporte y Cultura, son Salud

Deporte y Cultura, son Salud

El deporte es salud

La cultura, también

  • Un paseo de media hora te ayuda a quemar unas cien calorías.
  • Caminar a diario reduce las patologías del corazón y neurológicas, fortalece huesos, tonifica músculos y favorece el sueño y la sonrisa.
  • La práctica cultural o en actividades creativas reduce la ansiedad, el estrés y la depresión.

Texto: Vangellness con texto del CSD.

Foto: @notodoesaviones

Leer Más
Oct 20, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Filosofías

Filosofías

Desde las  distintas técnicas de meditación se proponen enfoques también diversos: unas trabajan de forma exclusiva la concentración, mientras que otras se centran en la conciencia plena y la autoaceptación.

¿Alguna vez te has hecho esta pregunta?: » Tu cuerpo vive en el presente. ¿Y tu mente?». Una pregunta retórica que nos acerca a las nuevas técnicas de meditación que se están estudiando científicamente.

 

Texto: Vangellness

Foto: Betty Pink

 

Leer Más
Oct 7, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Cita orgullosa

Cita orgullosa

 

«En la mujer, el orgullo es a menudo el móvil del amor».

George Sand (1804-1876), escritora francesa.

 

Foto: Betty Pink

Leer Más
Oct 2, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

El todO

El todO

Cuida el interior tanto como el exterior porque todo es uno.

Texto: Vangellness con cita de Buda

Foto: Betty Pink

Leer Más
Oct 1, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Ropa blanca

Ropa blanca

La llamada «ropa blanca» puede convertirse en un nido de bacterias, ácaros, pieles muertas y suciedad.

Es recomendable cambiar sábanas y toallas una vez a la semana. Al igual que el resto de la ropa, las sábanas, toallas, colchas, edredones, almohadas y sus fundas así como resto de textiles que están en contacto con la piel, o con comida, deben ser lavadas más a menudo que otra ropa de hogar con un uso más decorativo.

La segunda vez que uno se mete en la cama está llenándola de células muertas, cremas, maquillaje, sudor, pelos y todo lo que hemos ido atrapando a lo largo del día como polen, hongos, caspa de animales y partículas de suciedad. Todas estas partículas llevan su correspondiente dosis de bacterias.

Las sábanas deberían ir a la lavadora cada una o dos semanas aunque si hay alguien de la familia que está enfermo, se duerme desnudo o si hace mucho calor, la frecuencia debería ser mayor.

El lavado recomendado para las toallas de baño es cada tres o cuatro usos, ya que pueden empezar a oler o incluso antes si se hace ejercicio. Mientras que las toallas de manos deberían cambiarse cada dos o tres días ya que normalmente están colocadas en zonas donde hay muchos gérmenes y las usan varias personas diferentes. Se sugiere que los diferentes miembros de la familia no compartan las toallas.

La alfombrilla del baño también debería ser lavada frecuentemente, cada semana o cada quince días dependiendo del uso ya que suele quedarse húmeda depués de la ducha o el baño.

Los trapos de cocina también hay que lavarlos y hay que hacerlo una vez a la semana, ya que acumulan olores y bacterias tras el uso continuado en contacto con comida y suciedad, o antes si se trata de una cocinera muy activa. Aunque si sólo las tenemos de adorno, una vez al mes serviría.

Las cortinas, que sólo acumulan polvo y no están en contacto con las partículas de la piel, así como las almohadas deberían ir a la lavadora un par de veces al año. Cada cierto tiempo se puede pasar el aspirador por las cortinas para mantenerlas más tiempo libres de polvo mientras que las almohadas se pueden proteger con fundas de quita y pon para que estén limpias más tiempo. Las colchas, edredones, cobertores, etc… no es necesario lavarlos más allá de dos veces al año ya que no tienen un contacto tan directo con la piel.

 

Texto: Vangellness

Foto: Betty Pink

Leer Más
Sep 24, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

De forma adecuada

De forma adecuada

La actividad física puede ser muy beneficiosa si se hace de forma adecuada a nuestro nivel de condición física y de forma regular. No se debe realizar esfuerzos de forma puntual ya que este tipo de práctica puede ser muy perjudicial debido a que nuestro organismo no está preparado para el esfuerzo al que le estamos sometiendo pudiendo ser lesivo.
Antes de empezar lo idóneo es que informes a tu equipo médico y realices una prueba de esfuerzo para saber desde qué punto de partida comienzas. Esto no te llevará más de 30 minutos, por lo que la falta de tiempo no debería ser una excusa, además es la mejor forma de conocer la progresión en la mejora del estado físico.
Posteriormente, déjate asesorar por un profesional titulado universitario en materia de ejercicio físico y deporte que sabrá guiarte para conseguir tus objetivos de la mejor manera posible y sin riesgos.

Texto: Vangellness
Foto: Betty Pink

Leer Más