Ene 12, 2021

Enviado por | 0 Comentarios

Piel responsable

Piel responsable

El invierno es una época delicada para la piel, ya que combina diferentes factores que hacen que pueda sufrir, como es el frío, el viento y la calefacción. Todos ellos hacen que la piel se reseque y, por tanto, debemos tomar medidas para evitar posibles riesgos.

Algunas de ellas:

1. Debemos evitar la sequedad de la piel aplicando cremas hidratantes de forma regular con una composición más grasa que el resto del año, lo cual mejorará la hidratación y protegerá la piel de agentes irritantes externos.
2. Mantener los pies secos y abrigados.
3. No exponer los pies cerca de estufas o utilizar bolsas de agua caliente. Es preferible utilizar unos calcetines que abriguen bien para conservar el calor.
4. Evita bañarte o ducharte con agua muy caliente, ya que las altas temperaturas del agua pueden dañar la piel y provocar que se irrite.
5. La piel seca y dañada durante el invierno puede facilitar que se produzcan pequeños cortes o heridas.
6. Utiliza tejidos naturales como el algodón que permite que el aire circule mejor entre la ropa y la piel, o la lana mejor que el nailon, y evita las costuras en la ropa interior y calcetines.
7. A pesar de que sea invierno la radiación ultravioleta puede dañar tu piel, por lo que es recomendable que utilices cremas con filtro solar y sombreros o gorros si tienes poco pelo.
8. El tabaco tiene un efecto nocivo directamente sobre la piel, y además restringe la circulación de la sangre a los pies.
9. La piel de los labios es muy delicada. Es muy fácil que los labios se resequen, agrieten y que sangren. En invierno es recomendable aplicar algún bálsamo labial hidratante y protector.

Hay que tener precaución puesto que las bajas temperaturas afectan directamente a la piel.

Texto: Vangellness
Foto: Betty Pink

Leer Más
Ene 3, 2021

Enviado por | 0 Comentarios

Tres etapas

Tres etapas

El arte de la depilación ha evolucionado. Puedes prepararte para una piel más suave, sexy y agradable al tacto, con la comodidad y sencillez de hacerlo en tu propio baño. Estos son las tres etapas de la depilación experta para una piel bella:

1. Antes de depilarte

La preparación lo es todo
La noche es el momento ideal para una cita con la depiladora. Estarás más relajada, las pequeñas inflamaciones habrán desaparecido por la mañana y te despertarás con la piel más suave.

Exfoliación es la palabra mágica
Date una ducha caliente, relájate y exfolia la piel para evitar el temido vello enquistado. Usa un gel o guante exfoliante o frota la piel con una toalla seca.

2. Al depilarte

Fresca y relajada
Depílate en la ducha o la bañera. El agua minimiza el dolor, ya que ayuda a liberar los analgésicos naturales del cuerpo, las endorfinas.

Aguanta firme
No te preocupes mucho por la forma de sujetar la depiladora, siempre que te resulte natural. Sujétala con un ángulo de 90 grados con respecto a tus piernas. También puedes tirar de la piel para tensarla con la otra mano para que la depiladora se deslice con más suavidad. No aprietes demasiado, basta con que la depiladora toque con suavidad la piel.
Más despacio
Dedica unos 15 segundos a ir del talón a la rodilla. Si vas demasiado rápido, el pelo podría romperse y dar lugar al vello enquistado.

Controla la dirección
Desliza la depiladora hacia arriba en un movimiento ascendente en dirección contraria al crecimiento del pelo. Esto ‘levanta’ el vello corto y te proporciona un acabado más suave.

¿En seco o en húmedo?
La decisión es tuya pero, si optas por seco, asegúrate de que la piel esté completamente seca. Si te decides por húmedo, aplica un poco de gel de ducha.

3. Tras la depilación

Cuidado a la perfección
La regla de oro es hidratarse DESPUÉS de la depilación, no antes. Aplica una loción corporal nutritiva para lograr un resultado suave e increíble y prepárate para despertarte a la mañana siguiente con una piel supersuave.

Repetir la operación
Si te estás iniciando en la depilación, depílate una vez por semana y cada vez que lo hagas notarás que las molestias disminuyen y la satisfacción aumenta. Si eres una experta, puedes bajar el ritmo y depilarte cada tres semanas.

Texto y Foto: Vangellness

Leer Más
Dic 26, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Cuidarse el pelo

Cuidarse el pelo

Estos son los 10 errores más comunes que cometemos las mujeres cuando se trata del cuidado de nuestro pelo:

1. Lavarlo a diario: Lavar el pelo cada día o incluso más veces, si realizas actividad física, puede acabar con la grasa natural, dejándolo seco y más susceptible al quiebre. Prueba el lavado cada dos días, y si las raíces se ven un poco grasosas, rocíale un poco de shampoo en seco, que absorbe la grasa de la raíz, y le aporta un estilo fresco y natural sin necesidad de enjuagarlo.

2. No realizar cortes regularmente: Normalmente, evitamos las tijeras para salir de un estilo o si queremos que el pelo nos crezca, pero en realidad, no le estás haciendo un favor a tu cabellera, pues terminarás con puntas partidas y el pelo comenzará rápidamente a verse descuidado.

3. Usar mucho acondicionador: El exceso de acondicionador, incluso en el cabello seco o grueso, puede adherirse a tu pelo y dejar residuos que lo harán lucir sucio y sin vida. Cuando apliques tu acondicionador, evita las áreas más cercanas al cuero cabelludo y concentra el producto más hacia las puntas.

4. Sobrecalentarlo: Es probable que estés acostumbrada a usar, el secador, la plancha o las pinzas diariamente, entonces tu pelo puede verse quemado por el exceso de calor. Se debe utilizar un producto que lo proteja del desgaste causado por el uso de secadores, planchas y exposición solar.

5. Elegir el tipo incorrecto de productos para tu tipo de pelo: Aplicar crema de peinar en cabello fino dejará las hebras capilares aplastadas. Por otra parte, si intentas peinar un pelo pesado, grueso y crespo con solo una rociada de gel en spray, no lograrás controlar el frizz, ni ayudarás a mantener un look a lo largo de un día entero. Para mejores resultados, busca una línea de productos que esté diseñada específicamente para tu tipo y estilo de cabello.

6. Pensar que más es mejor: Puedes arruinar tu look usando mucho o muy poco producto. Una cantidad inferior hará que no obtengas los beneficios esperados pero un exceso puede causar diversos problemas. Para productos con silicona unas pequeñas gotas son suficientes, para cremas de peinar, gel o mousse coloca una pequeña cantidad en la palma y después aplícala en tu pelo, si crees que te hace falta aplica un poco más.

7. Atarlo en una cola de caballo con cualquier banda elástica: Antes de tomar una banda elástica para recoger tu cabello, revísala con detenimiento. Si no está cubierta por un material suave, corres el riesgo de dañar tu pelo. Una banda elástica- como una gomita de caucho – se enredara en el pelo, causando quiebres y daños dramáticos a las hebras capilares al intentar quitarlo.

8. Quedarte en una rutina de estilo: Nada más renovador que un nuevo look. Cuando cambiamos nuestro aspecto, nuestra actitud también cambian y genera una reacción en la percepción de la gente que nos rodea. Intenta cambiar tu look regularmente, para renovarte de energía y modernizarte.

9. Cepillar mucho el cabello: Cepillar el pelo es una excelente forma de estimular el cuero cabelludo y distribuir su oleosidad. Hazlo si se necesita.

10. Ignorar la salud del cuero cabelludo: Los folículos en el cuero cabelludo son el lugar de nacimiento de cada hebra de pelo en tu cabeza. Si esas fábricas no están limpias y sanas, no podrán producir un cabello fuerte y saludable. Shampoos y acondicionadores a base de eucalipto y menta, limpian el cuero cabelludo y proveen los nutrientes necesarios para estimular crecimiento y dar fortaleza al pelo. También asegúrate de enjuagar todo el producto del cuero cabelludo antes de salir de la ducha, para que no queden residuos que puedan taponar los folículos capilares.

:::
Cuida tu pelo teniendo en cuenta las necesidades para cada estación del año.

Texto: Vangellness
Foto: Betty Pink

Leer Más
Nov 30, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Sana y Natural

Sana y Natural

La piel es una barrera que nos protege de posibles infecciones. La piel elimina toxinas, regula la temperatura y manifiesta estados emocionales. Es una de las principales vías de entrada de productos tóxicos en el organismo (directamente a la sangre). No hay filtros, como pasa con el sistema digestivo o respiratorio.

 La mayoría de jabones que ofrece el mercado están elaborados con sustancias derivadas del petróleo y van acompañadas de aditivos (colorantes, conservantes y fragancias).

 Lavarnos provoca una alteración del ecosistema de la piel.

 Las funciones del sebo son:

· dar impermeabilidad

· dar flexibilidad

· lubricar la crecida del pelo

· evitar la proliferación de microbios

 

La falta de higiene favorece la proliferación de enfermedades, pero el exceso de higiene, también. Un cuerpo sano y bien alimentado aporta a la superficie de la piel todo lo que necesita para sus funciones.

 

Texto: Vangellness

Foto: Betty Pink

 

Leer Más
Nov 29, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Reaccionando

Reaccionando

Los problemas de la piel no son solamente problemas de la piel. Cualquier enfermedad cutánea es a la vez una manifestación de un desequilibrio interno. Estas enfermedades suelen aparecer cuando los intestinos y los riñones pierden la capacidad de descargar las toxinas eficientemente. Las causas más comunes son los alimentos animales – es decir, carne, huevos, productos lácteos y pescado- y otras costumbres dietéticas modernas (harinas procesadas y condimentos químicos).

Al tratar enfermedades de la piel, no deberíamos suprimir esta descarga; deberíamos ayudar este proceso, al mismo tiempo que eliminamos la causa del problema.

Toda enfermedad de la piel tiene la función de descargar excesos (toxinas, fluidos, etc.), que han sido acumulados internamente dentro y alrededor de varios órganos, además del sistema digestivo y linfático. Esta descarga de toxinas permite que los tejidos y los órganos internos sigan funcionando suavemente.

Los intestinos son los primeros afectados y es por eso importante fortalecer su función. Un intestino débil llevará a una pobre absorción de nutrientes, y la eliminación se forzará a través de la piel. Otras funciones internas afectadas son los riñones, el hígado y la tiroides.

Los riñones son debilitados por los productos lácteos, café, azúcar, frutas, químicos y medicamentos fuertes tales como los antibióticos u otras drogas. El hígado es debilitado por el consumo excesivo de alimentos animales, azúcar y por el consumo a largo plazo de químicos y aditivos alimenticios. La función disminuida de ambos órganos resulta en una condición de la sangre excesivamente ácida, acompañada de mucosidad y depósitos de grasa en el sistema linfático. Estos depósitos de mucosidad inhiben las funciones de filtración del sistema linfático.

La tiroides también se deteriora. Hasta que los riñones, el hígado, los pulmones y los intestinos, hayan recuperado su capacidad colectiva de eliminar toxinas, la tiroides estará sobrecargada y debilitada y la piel también fallará en su capacidad de eliminar.

El eccema es uno de los problemas de la piel, caracterizado por una piel roja, seca y con picores. Puede ser crónico o agudo. Puede aparecer como una alergia o como una híper reacción general a sustancias irritantes o tóxicas. La diagnosis convencional generalmente no revela las causas internas y la persona que sufre de este problema busca aliviar esta condición con cremas hidratantes, suavizantes y pomadas con cortisona que se aplican directamente a la piel.

En general la persona con eccema y los que sufren de otros problemas de la piel tienen la misma historia dietética. Esto incluye primariamente productos lácteos, azúcar, alimentos dulces, además del exceso consumo de productos de harina, frutas, alimentos grasos y químicamente procesados. La piel seca es causada por la acumulación de grasa y mucosidad directamente por debajo de la piel y en el sistema linfático y digestivo debido a comer en exceso grasas (por ejemplo, pizza, patatas fritas, hamburguesas) y comidas hechas en el horno. El picor de la piel refleja la calidad degenerativa del sistema nervioso periférico.

El eccema es una enfermedad común de la infancia a menudo observada en las primeras semanas de vida, que refleja grandes desequilibrios alimenticios de la madre durante el periodo del embarazo. La mayoría de los casos de eccema aparecen durante los primeros dos años de vida. Durante este periodo el desarrollo del sistema digestivo e inmunológico fluctúan constantemente, dependiendo del equilibrio relativo entre los alimentos expansivos y contractivos en la dieta de la madre, la lactancia y post-lactancia. Es fundamental alimentarse equilibradamente en este periodo para prevenir la apariencia de la enfermedad. En años consecutivos el eccema también incluirá problemas de las funciones del sistema respiratorio, y los individuos a menudo desarrollan alergias respiratorias como el asma y la fiebre del heno.

A parte de la dieta otro factor importante para aliviar las alergias de la piel es minimizar el contacto directo con un ambiente y prendas artificiales. Ropa sintética o de lana pueden irritar la piel y causar una reacción alérgica. Siempre que sea posible, las prendas en contacto directo con la piel deberían ser de algodón; y se debería eliminar el uso de cosméticos sintéticos e irritantes.

Por ello es conveniente reajustar la dieta y ayudar a eliminar los síntomas de cualquier erupción de la piel aplicando ciertas compresas y baños.

 

Texto: Vangellness

Foto: Betty Pink

 

Leer Más
Nov 22, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Enmascarolor

Enmascarolor

El sistema linfático se considera parte del sistema circulatorio porque lo constituye la linfa, un fluido móvil que proviene de la sangre y vuelve a ella por medio de los vasos linfáticos.

Los ganglios o nódulos linfáticos axilares están localizados en el brazo, axila y el área superior del pecho. Se dividen en dos grupos: superficiales y profundos. Estos nódulos linfáticos reciben la linfa de los vasos linfáticos del brazo y los nódulos superiores la reciben de los vasos linfáticos situados en el área superior del pecho, cerca de los músculos pectorales y de las glándulas mamarias.

Hay alrededor de 35 nódulos linfáticos en la zona del pecho y de la axila, aunque la mayoría de ellos están situados en la axila o cerca de ella. Si se desarrolla un cáncer en la mama con frecuencia se extiende a los nódulos, ya que la linfa además de otros residuos, puede transportar células cancerosas. La linfa fluye en todas direcciones pero alrededor de tres cuartas partes de ella desemboca en los ganglios o nódulos axiliares que, con frecuencia, es por donde primero se extiende un cáncer de mama.

Una de las sustancias de más riesgo de los desodorantes y que la mayoría de marcas contienen es el aluminio. Es potencialmente nocivo, especialmente porque existen muchas glándulas linfáticas en el área de la axila. Muchos desodorantes y todos los anti-transpirantes contienen aluminio, ello reduce la sudoración y bloquea los poros, en consecuencia impide la desintoxicación natural del cuerpo. Los desodorantes también pueden contener parabenos, agentes antibacterianos, derivados del petróleo o esencias olorosas.

Gran parte de los peligros asociados a los derivados del aluminio, se remontan a su composición. Estos compuestos son solubles y pueden ser absorbidos por la piel, yendo directamente al torrente sanguíneo. Las sustancias absorbidas por la piel pasan por alto el sistema metabólico normal del cuerpo, por lo que no pueden ser neutralizadas o descompuestas.

 

Texto: Vangellness

Foto: Vanessa Rodríguez

Leer Más