Oct 6, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Inteligencia avatar

Inteligencia avatar

John Ruskin, escritor, crítico de arte y sociólogo británico dijo:

“La calidad nunca es un accidente; siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia”

La inteligencia es la capacidad de entender, comprender, asimilar, elaborar información y resolver problemas. Está ligada a la función mental de la percepción.

A través de la percepción, la persona tiene conocimiento del mundo exterior a partir de las impresiones que le comunican los sentidos, los cuales dan una realidad física del medio ambiente. Es la forma en que una persona entiende y comprende algo.

Según los orientales, Ajña es el chakra de la percepción. Se llama también Chakra Tercer Ojo o Frontal y se relaciona con la glándula pineal. Es el chakra de la visualización, imaginación y vislumbre.

Si este chakra le tenemos activado, su función es el de la intuición, sabiduría y visión personal. Permite saber cuando otras personas están pensando en ti.

Si por el  contrario, está bloqueado, hay exceso de fantasías, falta de realidad, nos apegamos a ideas y conceptos equivocados, con consecuencias negativas para nosotros y nuestros semejantes, sólo vemos lo que queremos ver. Su desequilibrio hace que el ser sea ilógico, demasiado intelectual y distraído.

Ajña es el chakra del tiempo, la percepción y la luz. Su color es el azul índigo. Su significado es percepción y orden y su alimento es el agua.

En el cuerpo físico se lo relaciona con el cerebro y el sistema nervioso en general. La hipófisis es una pequeña glándula endocrina que segrega hormonas que regulan el funcionamiento de otras glándulas, influyendo así en la glándula pineal.

La glándula pineal es una glándula sensitiva, que produce la hormona melatonina, que regula los mecanismos del sueño. La melatonina es una hormona relacionada con la luz y la oscuridad: funciona solamente de noche e interrumpe su producción durante el día, regulando los ciclos de sueño y vigilia. Influye también en los ciclos reproductivos.

En deficiencia, sus afecciones son: jaquecas, pesadillas, alucinaciones, percepción visual débil, cataratas, sinusitis, bruxismo…

Algo muy interesante, es que la glándula pituitaria o hipófisis es la primera célula que se forma en el momento de la concepción. Es la glándula más importante puesto que controla a las otras. Su hormona es la hormona del crecimiento, vasopresina, ayuda a regular el volumen de agua corporal y concentraciones de sodio y potasio. Es necesaria para mantener una buena salud.

La frase que nos conecta con la energía de este chakra es: “veo”.

Texto: Vanessa Rodríguez García

Foto: Betty Pink

Leer Más
Oct 5, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Tonificación muscular: 10 ventajas

Tonificación muscular: 10 ventajas

Un buen trabajo de tonificación muscular tiene los siguientes beneficios:

1. Los ejercicios de tonificación muscular previenen y mejoran algunas enfermedades como la artrosis y la osteoporosis.

2. Ayuda a tonificar la musculatura general, ya que fortalece los tendones y proporciona una descarga del trabajo de las articulaciones.

3. Evita la flacidez muscular.

4. Aumenta el consumo energético cuando no se realiza actividad física lo que facilita la reducción de grasa corporal.

5. Equilibria el tono muscular entre los músculos posturales y los fásicos.

6. Protege el cuerpo de posibles golpes o agresiones externas.

7. Ayuda a regular los ciclos y las funciones biológicas del cuerpo.

8. Ayuda a prevenir malos hábitos posturales y a disminuir los dolores de espalda.

9. Mejora nuestro aspecto físico y nuestra autoestima.

10. Permite adaptaciones y mejoras generales en los sistemas cardiovascular, respiratorio, nervioso, endocrino e inmunológico.

 

Texto: Vanessa Rodríguez García

Foto: Betty Pink

Leer Más
Oct 4, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Cita del día

Cita del día

«El sabio oye lo que debe, dice lo que piensa y hace lo que cree. El tonto oye lo que piensa, dice lo que cree y hace lo que no debe». (Anónimo)

Foto: Betty Pink

Leer Más
Oct 3, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Si3s

Si3s

Si algo bueno te pasa, viaja para celebrar.
Si algo malo te pasa, viaja para olvidar.
Si nada te pasa, viaja para que algo te pase.

Texto: Vangellness con citas de autor anónimo
Foto: Betty Pink

Leer Más
Oct 2, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

El todO

El todO

Cuida el interior tanto como el exterior porque todo es uno.

Texto: Vangellness con cita de Buda

Foto: Betty Pink

Leer Más
Oct 1, 2020

Enviado por | 0 Comentarios

Ropa blanca

Ropa blanca

La llamada «ropa blanca» puede convertirse en un nido de bacterias, ácaros, pieles muertas y suciedad.

Es recomendable cambiar sábanas y toallas una vez a la semana. Al igual que el resto de la ropa, las sábanas, toallas, colchas, edredones, almohadas y sus fundas así como resto de textiles que están en contacto con la piel, o con comida, deben ser lavadas más a menudo que otra ropa de hogar con un uso más decorativo.

La segunda vez que uno se mete en la cama está llenándola de células muertas, cremas, maquillaje, sudor, pelos y todo lo que hemos ido atrapando a lo largo del día como polen, hongos, caspa de animales y partículas de suciedad. Todas estas partículas llevan su correspondiente dosis de bacterias.

Las sábanas deberían ir a la lavadora cada una o dos semanas aunque si hay alguien de la familia que está enfermo, se duerme desnudo o si hace mucho calor, la frecuencia debería ser mayor.

El lavado recomendado para las toallas de baño es cada tres o cuatro usos, ya que pueden empezar a oler o incluso antes si se hace ejercicio. Mientras que las toallas de manos deberían cambiarse cada dos o tres días ya que normalmente están colocadas en zonas donde hay muchos gérmenes y las usan varias personas diferentes. Se sugiere que los diferentes miembros de la familia no compartan las toallas.

La alfombrilla del baño también debería ser lavada frecuentemente, cada semana o cada quince días dependiendo del uso ya que suele quedarse húmeda depués de la ducha o el baño.

Los trapos de cocina también hay que lavarlos y hay que hacerlo una vez a la semana, ya que acumulan olores y bacterias tras el uso continuado en contacto con comida y suciedad, o antes si se trata de una cocinera muy activa. Aunque si sólo las tenemos de adorno, una vez al mes serviría.

Las cortinas, que sólo acumulan polvo y no están en contacto con las partículas de la piel, así como las almohadas deberían ir a la lavadora un par de veces al año. Cada cierto tiempo se puede pasar el aspirador por las cortinas para mantenerlas más tiempo libres de polvo mientras que las almohadas se pueden proteger con fundas de quita y pon para que estén limpias más tiempo. Las colchas, edredones, cobertores, etc… no es necesario lavarlos más allá de dos veces al año ya que no tienen un contacto tan directo con la piel.

 

Texto: Vangellness

Foto: Betty Pink

Leer Más