Ago 8, 2015

Enviado por en Arte, Salud, Belleza y Arte | 0 Comentarios

Danzando

Danzando

Dentro de la comunicación, el baile es una herramienta fantástica para conseguir primero comunicarte contigo mismo a través de la propia conciencia corporal, el esquema corporal y así conocer tus limitaciones, tus vergüenzas, tu espacio interior y exterior… El baile es una manera de comunicarse, con el cuerpo. El baile es la expresión corporal de tu forma de sentir la música por medio de los movimientos de tu cuerpo y las expresiones de tu cara.

Disfrutando de él para sentirte siempre joven.

El baile aporta ventajas a todas las personas que lo practican además de un montón de beneficios que mejorarán tu bienestar físico, mental y emocional: http://www.vangellness.com/descubrete/
Con ayuda de la música se consigue que se expresen los sentimientos y proporciona una alegría duradera.

El origen del baile es la danza, siendo la actividad en la que se requiere mayor sincronización y en donde se da la confluencia de movimiento, equilibrio, ritmo y representación gestual.

Para cada edad hay un tipo de baile; así las clases de baile para niños se plantean más como instrumento pedagógico (desarrollan la memoria, el oído musical y la expresión corporal). Para ellos, bailar es una forma amena de mejorar su equilibrio, su coordinación, la interrelación y el sentido del ritmo. En estos casos se suele empezar como un juego para acabar siguiendo una coreografía. Se busca desarollar las cualidades motrices y el continuar con esta disciplina.
Los jóvenes suelen decantarse por bailes con mucho más ritmo y con un elevado nivel de desgaste energético y exigencia cardiovascular, prefieriendo el funky o el baile moderno.
En la edad adulta las recomendaciones se centrarían en bailes que no sean excesivamente exigentes para el corazón y la musculatura pero aquí depende el nivel de condición física que tenga la persona. La fusión del baile con el fitness ha dado origen a muchas disciplinas que se ofrecen en gimnasios y clubes deportivos para socios exigentes que buscan otras modalidades. Algunas de ellas pueden ser Zumba, Body Jam, Sh´Bam sin olvidarnos del aerodance, aerolatino y/o baile de salón.

En edades maduras es recomendable el baile para paliar los dolores articulares, la osteoporosis y prevenir el envejecimiento.
En los niños puede ayudar a corregir trastornos congénitos y las malas posturas. Como método pedagógico, les permite desarrollar el oído musical, el sentido del ritmo, la memoria y la expresión corporal.

La elección del tipo de baile dependerá de los gustos y del estado de salud. Cada estilo de baile tiene sus propiedades y beneficios: el flamenco, la capoeira, la danza del vientre, el hip hop, la salsa, afro contemporáneo, la danza africana, la danza afrocaribeña, el tango, el merengue, la bachata, la cumbia, el reggaeton, la lambada, el rap…

Personalizar cualquier cosa que se haga es una de las prioridades a la hora de llevarlas a cabo.
La combinación perfecta es realizar espectaculares coreografías con una sesión de abdominales, glúteos y estiramientos; sin embargo, en clases colectivas, es más difícil dar el estimulo que necesita cada persona. Depende del profesional el poder adaptar sus clases independientemente del nivel que tengan sus alumnos.

Dentro del deporte escolar, como puede ser la Gimnasia Rítmica Deportiva para el sexo femenino y el Karate para el sexo masculino, además de una mejora significativa de la condición física de los niños y niñas que lo practican se puede observar un importante desarrollo físico, mental y emocional que les acompañará durante el resto de sus vidas al continuar con la practica de otras modalidades que tengan también un componente expresivo, artístico y técnico.

Algunas de las diciplinas en las que tengo experiencia como entrenadora y que tienen como base el baile son: gimnasia rítmica, step, aeróbic, aerolatino, aerodance, zumba, baile moderno, ritmos latinos… Ahora estoy más centrada en disciplinas donde la necesidad de tener una pareja de baile es imprescindible para evolucionar como son la salsa deportiva, tango argentino y baile deportivo en sus dos estilos, standard y latinos; sin embargo, destaco las experiencias que he tenido como coreógrafa para momentos especiales (cumpleaños, fiestas, celebraciones…) donde he tenido que personalizar bailes especiales donde predominan la expresión corporal y la composición artística en la elección de la música, la vestimenta, el maquillaje… ¡un regalo para sorprenderte a ti misma primero, para poder fascinar a los demás!

A modo de conclusión, el baile moviliza grandes grupos musculares, algo que resulta muy positivo para diferentes enfermedades especialmente las patologías osteoarticulares.
Mientras bailas estás dando un pequeño masaje a tus órganos, a tu corazón, al motor de tu cuerpo. Según el estilo de la música que se baile, nos transmitirá una alegría diferente animando a nuestro espíritu con diversión y placer, nos sentiremos libres y experimentaremos la forma de
exteriorizar sentimientos acompañados de la música y con movimientos impulsados por tu ser.

Te invito a empezar con tu rutina de baile. ¿Ya sabes qué modalidad?

¡No te atrofies y baila conmigo!

Firma VRG

Foto: Vangellness

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*